domingo, 29 de junio de 2014

Por el valle Stura di Demonte



El paseo de hoy lo vamos a dedicar al tercer valle de los Alpes marítimos: Stura di Demonte.

Nuestro punto de partida es la ciudad de Borgo San Dalmazzo. Este municipio se encuentra ubicado a pocos kilómetros al sur de la confluencia de los torrentes Gesso y Stura di Demonte, en el punto de convergencia de dos de las carreteras que comunican la Provincia de Cuneo con Francia: la SS 20, hacia el sur, a través del valle Vermenagna y el Colle di Tenda, y la SS 21, hacia el oeste, a través del valle Stura di Demonte y el Colle della Maddalena. En la alta Edad media, la antigua ciudad romana de Pedona, actual Borgo San Dalmazzo, era uno de los puntos más importantes del camino de las Galias. Según la leyenda, San Dalmacio habría sido martirizado y sepultado en Pedona, en razón de lo cual se habría dado su nombre a dicho burgo. Según la misma tradición, la abadía que surgió en Pedona después de la conquista longobarda y fue destruida por los sarracenos (906) se habría construido sobre la tumba del mártir. La comuna de Borgo San Dalmazzo nació en el siglo XII y pronto pasó a formar parte del distrito de Cuneo, cuyas vicisitudes siguió en medio de las contiendas entre los Anjou, Saluzzo, Visconti y Saboya. Entre los siglos XVI y XVIII, se vio gravemente afectado por las guerras y la peste, como también por los continuos conflictos con la vecina comuna de Cuneo. Su prosperidad comenzó a darse con su reintegración a los dominios de la casa de Saboya. Entre las obras arquitectónicas de Borgo San Dalmazzo destacan: la iglesia parroquial San Dalmazzo, la Torre Civica, el Palazzo municipale, la iglesia San Giovanni Decollato, el Arco di San Rocco, la capilla de San Magno y el Santuario della Madonna di Monserrato.
Borgo San Dalmazzo - Stazione
Borgo San Dalmazzo - Arco di San Rocco
Borgo San Dalmazzo - Palazzo municipale
Borgo San Dalmazzo - Torre Civica
Chiesa di San Dalmazzo
Borgo San Dalmazzo - via centrale
Borgo San Dalmazzo - Cappella di San Magno
Borgo San Dalmazzo - Madonna di Monserrato
Santuario di Monserrato
A poca distancia de Borgo San Dalmazzo hacia el oeste, se encuentra Roccasparvera. Este pequeño municipio se yergue sobre un acantilado, en la entrada del valle Stura. En la baja Edad media, perteneció al marquesado de Saluzzo y luego, a los Anjou. Finalmente, pasó a formar parte del ducado de Saboya. Del antiguo castillo y su muralla sólo queda actualmente la Porta Bolleris, la cual estaba dotada de un puente levadizo. Entre sus otras obras arquitectónicas destacan: la iglesia parroquial Sant'Antonio, el palacio del Municipio y la capilla de la Madonna delle Grazie.

Roccasparvera
Roccasparvera - Porta Bolleris
Roccasparvera - Parrocchiale di Sant'Antonio
Roccasparvera - Municipio
Roccasparvera - fontana e lavatoio coperto
Roccasparvera - Madonna delle Grazie
Dejamos a nuestras espaldas Roccasparvera y nos dirigimos por una carretera secundaria, en dirección noroeste, a Rittana. Los acontecimientos históricos de la antigua aldea de San Mauro, corazón de la actual Rittana, se encuentran estrechamente relacionados con los de todo el valle inferior del torrente Stura di Demonte. Rittana fue sucesivamente dominio del marquesado de Saluzzo, de los Anjou, de los Visconti de Milán y por último, de los duques de Saboya. Sus principales obras arquitectónicas son: la iglesia parroquial Santi Giovanni Battista e Mauro, la Confraternita delle Beata Vergine y el palacio del Municipio.  

Rittana - Municipio
Santuario di San Mauro e Confraternita della Beata Vergine
Rittana - Concezione della Beata Vergine
Rittana - Santi Giovanni Battista e Mauro
Volvemos a la carretera principal, en cuya orilla izquierda, nos encontramos con Gaiola. Al igual que los pueblos vecinos, este municipio perteneció sucesivamente al marquesado de Saluzzo, a los Anjou, a los Visconti y por último, a los duques de Saboya. El Ponte dell'Olla (esp.: puente de la olla), construido sobre las gargantas homónimas del torrente Stura, es la puerta de acceso a Gaiola. Sus obras arquitectónicas de interés son: la Parrocchiale dell'Assunta, el Palazzo comunale y la Cappella di San Bernardo.   

Gaiola - Ponte dell'Olla
Gaiola - Parrocchiale dell'Assunta
Gaiola - Palazzo comunale
Gaiola - Cappella di San Bernardo
A la salida de Gaiola, tomamos a la derecha, por una carretera secundaria que nos lleva a Valloriate. Este pequeño municipio se encuentra ubicado a orillas del arroyo homónimo. Su historia, como la de los otros pueblos del bajo valle de Stura, está estrechamente vinculada a la de Rittana, Gaiola, Moiola y Roccasparvera. Entre el siglo XII y comienzos del XIII, fue parte de los dominios de los marqueses de Saluzzo. A partir de 1234, la ciudad de Cuneo ejerció su autoridad sobre todo el valle hasta su ocupación, en 1259, por parte de los Anjou. A comienzos del siglo XIV, se convirtió en posesión del señor Antonio Bolleris. Posteriormente, fue anexado a Francia hasta ser recuperado, a fines del siglo XVI, por Carlos Manuel I de Saboya. Las obras arquitectónicas de Valloriate son: la iglesia parroquial San Michele y las capillas que se levantan en las inmediaciones: Nome di Maria (frazione Sapè), San Bernardo (località Nova), San Claudio (Teit Chiapue).  

Valloriate - Parrocchiale di San Michele
Valloriate - Municipio
Valloriate (frazione Sapè) - Cappella Nome di Maria
Valloriate (Nova) - San Bernardo da Mentone
Valloriate (Teit Chiapue) - San Claudio
Volvemos a la carretera del valle Stura di Demonte y nos dirigimos hacia la siguiente etapa de nuestro itinerario: Moiola. Este pequeño municipio se encuentra ubicado en la margen izquierda del torrente Stura. Los dos asentamientos urbanos que dieron origen a la actual Moiola, Villa Santi Benedicti (al sur del torrente) y Castrum Sancti Benedicti (al norte del torrente), datan de la época carolingia. Tal aldea y su castillo, en sus primeros tiempos, dependieron de los obispos-condes de Turín. Posteriormente, pasaron a manos de los poderosos marqueses de Saluzzo, quienes los confirieron en feudo conjuntamente con los otros pueblos del bajo valle de Stura. En el siglo XIV, a raíz de inundaciones y de los devastadores daños ocasionados por los Armagnac, comienza el declinar de la villa de San Benedetto. No corrió la misma suerte el otro núcleo urbano que se desarrolló en torno al castillo, al norte del río, y dio origen a Moiola. En sus orígenes, formó parte, al igual que Gaiola, Valloriate y Rittana, de las pertenencias del castillo de Roccasparvera, de propiedad de los Bracardo, de quienes pasó luego a los marqueses de Saluzzo. Éstos, en 1237, otorgaron a Moiola su estatus de comuna libre, y acabaron cediéndolo a los Anjou. Desde entonces, Moiola fue feudo de los condes Bolleris, señores de Centallo, Roccasparvera y Demonte, hasta 1588, año en que el duque Carlos Manuel I de Saboya, aliado con los españoles, ocupó el valle Stura. Sus obras arquitectónicas de interés son: la iglesia parroquial San Giovanni Battista y las capillas de la Assunta y San Membotto.

Para mayor información sobre la historia de Moiola, véase aquí.         

Moiola - Chiesa di San Giovanni Battista
Moiola (frazione La Ruata) - fontana
Moiola - Cappella dell'Assunta
Moiola - Cappella di San Membotto
Moiola - Osteria-enoteca 'L Perol
A ocho kilómetros de Moiola, siguiendo por la carretera del valle Stura hacia el oeste, llegamos a Demonte. En el siglo XIII, este municipio, hasta entonces bajo dominio de los marqueses de Saluzzo, se convirtió en comuna libre. En 1259, fue ocupado por los Anjou, situación que perduró hasta 1376, cuando pasó a ser feudo de los Bolleris. A fines del siglo XVI, fue integrado a las posesiones del ducado de Saboya. Muchos son los testimonios arquitectónicos de la importancia de Demonte a lo largo de los siglos: los soportales de la calle principal, con sus artesonados y capiteles medievales, el Palazzo dei Conti Borelli (siglo XVII), la Villa de los condes Lanza (siglo XVIII), la Torre civica del siglo XVII, la iglesia parroquial San Donato (siglo XIV), el oratorio de la Confraternita di San Giovanni Battista (1684), las antiguas capillas de San Bernardo, de la Madonna del Pino y el Santuario Madonna della Consolata.

Demonte
Demonte - via centrale
Demonte - affresco in una via
Demonte - Palazzo Borelli
Demonte - Comune e Torre Civica
Demonte - Chiesa di San Donato
Demonte - Oratorio di San Giovanni Battista
Demonte - Madonna del Pino
Demonte - Santuario Madonna della Consolata
Dejamos a nuestras espaldas Demonte y seguimos por la misma carretera hasta llegar a Aisone. Este pequeño municipio se encuentra al pie de imponentes peñones cubiertos de pinos y alerces. Su historia es la ya referida respecto de Rittana, Gaiola, Valloriate, Moiola y Demonte. Entre sus obras arquitectónicas destacan la iglesia Natività di Maria Santissima, el Santuario Madonna della Neve, la fountano dai catre corn, las ruinas de un acueducto romano. Cabe asimismo señalar los sugestivos paisajes y baite (esp.: cabañas) del valle Valletta, en el Parco delle Alpi Marittime.

Aisone
Aisone - via centrale
Aisone - Natività di Maria Santissima
Aisone - Santuario Madonna della Neve
Aisone - Fountano dai catre corn
Aisone - ruderi dell'acquedotto romano

Parco delle Alpi Marittime - baita con tetto di paglia

A poca distancia de Aisone, nos encontramos con Vinadio. Este municipio se encuentra ubicado en el punto de convergencia de los valles Neraissa, Rio Freddo y Sant'Anna, cerca de la confluencia de los torrentes homónimos. Su historia es la ya referida respecto de Rittana, Gaiola, Valloriate, Moiola, Demonte y Aisone. Entre sus obras arquitectónicas, cabe señalar el Forte Albertino, construido por en 1834 por el rey Carlos Alberto de Saboya, la iglesia parroquial San Fiorenzo (siglo XV), el Santuario di Sant'Anna, las capillas San Bernolfo, Podio Soprano, Neraissa, Castellar delle Vigne.

Vinadio
Vinadio - Forte Albertino
Vinadio - Chiesa di San Lorenzo
Vinadio - Santuario di Sant'Anna
Vinadio - Cappella di San Bernolfo

Vinadio - cappella in valle Neraissa

A la salida de Vinadio, nos dirigimos hacia el noroeste, hasta llegar a Sambuco. Es un municipio, al igual que los de todo el valle Stura, de antiguos orígenes y de lengua occitana. En su historia, aparecen sucesivamente los marqueses de Saluzzo, los Anjou y los Saboya. Las obras arquitectónicas de interés son: la iglesia parroquial Santa Maria, la iglesia desafectada de San Giuliano, la capilla de San Lorenzo (frazione Moriglione).

Sambuco

Sambuco - Chiesa di Santa Maria

Sambuco - ex Chiesa di San Giuliano
Sambuco (frazione Moriglione) - San Lorenzo

Dejamos a nuestras espaldas Sambuco para dirigirnos, en dirección noroeste, a Pietraporzio. Este municipio se extiende en ambas márgenes del río Stura. Podemos visitar la iglesia Santo Stefano, el campanario Catre Loupes, como asimismo, en la frazione Pontebernardo, la iglesia Madonna del Carmine y el Ecomuseo della Pastorizia (esp.: museo ambientalista de la ganadería).  

Pietraporzio
Pietraporzio
Pietraporzio - Chiesa di Santo Stefano
Pietraporzio - campanile Catre loupes
Pietraporzio - meridiana

Pietraporzio (frazione Pontebernardo) - Madonna del Carmine

Pietraporzio (frazione Pontebernardo) - Ecomuseo della Pastorizia
Llegamos al final de nuestro recorrido: Argentera. Su historia es la de todo el valle Stura. Podemos visitar las iglesias parroquiales San Pietro (siglo XVI) y San Lorenzo (en la frazione Bersezio).

Argentera - campanile di San Pietro
Argentera - frazione Bersezio
Argentera (frazione Bersezio) - via centrale
Argentera (frazione Bersezio) - Parrocchia di San Lorenzo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada